Limitación del precio de los alquileres en Barcelona. ¿Oportunidad para invertir?